Zorras reciben sus corridas bajo una mesa

621
Share
Copy the link

Esta es una versión del glory hole bastante original; aunque bueno, siempre es bueno modernizar esta clase de practicas, seguramente sea para bien y sentir más placer. Ahora, las chicas esperan tumbadas en el suelo que las pollas duras y a punto de explotar echen su chorro de semen; ya sea en la cara, en sus pechos o directamente en sus bocas. No sé si eso es más placentero o no para ellas o para ellos, pero claramente se puede disfrutar mucho más de la lechada que pareciera que les cae del cielo.