Chupando su coño negro para después follarlo

184

Ah, esta negra tenía un coño glorioso, y a él se le hacía la boca agua mientras se lo comía, y se llenaba la boca con sus jugos vaginales. Ella estaba a punto de correrse, lo notaba, pero no quería que lo hiciera sin su polla metida hasta el fondo. Así que no tardó en subirse sobre ella entre sus piernas abiertas, y hacerle una penetración vaginal completa. Ella gritaba y se retorcía, pero porque estaba a punto del orgasmo, y el cabrón quería retenérselo. Su cuerpo de ébano estaba tembloroso y lleno de sudor, y cuando la sintió correrse, le sacó la verga del coño para que se corriera en su boca.