La rubia y su culazo lo esperaban junto a la piscina

101

¿Sabes que en el hemisferio Sur celebran la Navidad en pleno verano? Seguro que sí, por eso pueden darse esta clase de escenas: una rubia culona ligerita de ropa esperando a su novio junto a la piscina del jardín. Lo hace con mucha paciencia, porque sabe lo que pasará cuando llegue su hombre: no tardará ni dos segundos en dejarla desnuda y mojada. Están en pleno enamoramiento, y la lujuria no les deja quitarse las manos de encima. En un minuto lo tendrá empalmado y cachondo, y ella lo montará como una amazona para sentir su polla dura en lo más dentro de su coño.