Dice que es primera vez pero ya había sido enculada

23
Share
Copy the link

Una taza de azúcar es la excusa que ha usado en todo el edificio donde vive. Aunque le faltan algunos apartamentos de algunos pisos, pero seguirá usando esa estrategia mientras siga funcionando. Igual sabe que los hombres son tontos y creen todo lo que las mujeres dicen. Por eso luego de hacerse la tonta mientras le chupa la polla a su vecino, le dice que quiere una follada anal, que es su primera vez pero en el fondo ella sabe que ya había sido enculada muchas veces. Por eso le entra completa y muy rápido en el orto cuando se la metieron.