Follándose con ganas a una preciosa brasileña

763
Share
Copy the link

El ir a hacer turismo a Brasil le ha regalado a este tío las vacaciones más calientes y excitantes de su vida. Conocer a esta brasilera hot ha sido lo mejor que le pudo haber pasado, y eso que todavía no sabía lo mejor. Y es que se fueron a un hotel nada más después de haber tomado una copa, y allí estuvieron durante tres días seguidos. Y no jugaron parchís precisamente, en realidad no dejaron de follar como conejos, él totalmente alucinado con esa culona viciosa. Su coño caliente se tragaba su polla dura como si nada, y la apretaba con sus músculos vaginales cada vez que tenía un orgasmo, causándole casi al instante su propia corrida.