Pelirroja borracha montando a un chaval que acaba de conocer

355
Compartir
Copiar enlace

Los romanos no permitían que sus mujeres lo probaran, al menos no las que le importaban, esas que llamaban nobles o plebeyas. Pero las demás si lo podían probar, entre las que se encontraban prostitutas, libertas y esclavas. Algo sabían ellos que ahora se ignora y tal vez por eso esta jovencita luego de estar borracha, termina montando la polla de un chaval que acaba de conocer. Es que no sabe si quiera su nombre, solo le empezó a chupar la verga y luego se montó para metérsela dentro del coño y no se bajó hasta que ya estaba bien satisfecha.