Un burdel muy particular

85
Compartir
Copiar enlace

Si a la dueña de este prostibulo le preguntaran que clase de local regenta, seguro que no se le ocurria decir que era un negocio de putas; para ella, solo tiene una sala de fiestas en la que la gente, muy liberal, se dedica a follar por todos los rincones, jeje, que hay que ir con los tiempos.