Calentando el coñito peludo de una ardiente japonesa

126
Share
Copy the link

La mujer sabe que las personas de su país prefieren los pulpos y muñecas occidentalmente incorrectas, y eso parece que a nadie le molesta pero ella al menos una vez en la vida quiere disfrutar de lo que se conoce como sexo tradicional. Eso que parece tan aburrido a sus compatriotas que buscan cosas muy raras. Así que se busca a un tío para que este un rato calentado su coñito peludo y la japonesa se pone muy caliente. Luego el culo se le abre y por fin le meten una polla sin meterla dentro de una bolsa de vacío para que se asfixie.