Conserje entretiene a la vecina antes de ir a trabajar

1494
Compartir
Copiar enlace

La fama de zorra persigue a esta latina cuarentona, como la divorciada de un edificio lleno de cotillas por un lado, y de maridos deseando catarla por otro. Sin embargo, el que se lleva el gato al agua va a ser el conserje, mira tú por dónde; y es que solo tiene que ponerse a su disposición para cualquier avería en el piso, y ya está dentro de su casa. Una vez allí, no va a dejar que esta tetona impresionante se le escape, así que se lanza por ella con todo: boca, manos y su polla empalmada lista para follarle su coño caliente.