Desvirgando el culo a su hermanastra japonesa

1256
Share
Copy the link

Despertar abrazado a su guapa hermanastra es algo demasiado bueno, aunque no tenga muy claro cómo ha acabado ahí. Recuerda haber ido a su cama porque tenía una pesadilla, y también, por qué no decirlo, porque la jovencita japonesa lo pone muy cachondo. Debió quedarse dormido, pero al despertar, su polla empalmada le indicó que no se le había pasado el calentón. Aprovechó que aún estaba la chica dormida para empezar a acariciarla, y comerle el coño con entusiasmo. Ella despertó, y al sentir ya su chocho mojado y listo para follar, accedió de buena gana a tener sexo con su hermano postizo. Pero el tipo, que ya había cogido carrerilla, quiso también meterle la polla en el culo, descubriendo así que era su primera vez con el sexo anal.