Follandole la boca a una bruja muy salida

322
Compartir
Copiar enlace

Cuando otras brujas en Halloween se han dedicado a pedir truco o trato, esta zorrita viciosa tenía muy claro lo que quería llevarse a la boca: una polla gorda. Suerte que para eso ni siquiera tuvo que salir de casa, tenía un novio muy bien dotado, así que no tuvo más que aprovecharse de ello. Por eso parece que ponerse este disfraz fue una pérdida de tiempo, a no ser por el morbo que le dio a su chico el verla así vestida. Aunque de todas formas, tras la sesión de sexo oral que le metió, su polla se hubiera puesto dura de todas formas, y la corrida en la cara no se la hubiera quitado nadie.