Mami, te has follado a otro, ahora me toca a mí

1114
Compartir
Copiar enlace

Gracias al hackeo del móvil de su madrastra, este chico tiene las pruebas que demuestran que ha sido una esposa infiel. Si fuera un tío legal, se chivaría a su padre, o quizá querría hablar con la guapa madura para pedir una explicación. Sin embargo, como es un cerdo aprovechado, ha usado las pruebas para hacer chantaja a su madrastra. ¿Qué le pide, dinero, más libertad, que convenza a su padre de algo? Nada más lejos de eso, ni nada tan complicado: quiere sexo, puro y duro, y quiere sexo con ella. La madre postiza es una rubia maciza que siempre lo ha puesto cachondo; y ahora va a poder gozar de su coño mojado todo lo que quiera.