Ahora te voy a meter la polla y me voy a correr dentro

3206
Compartir
Copiar enlace

Su padre tenía claro que la chica era una zorra y que por tanto tenía derecho a follar con ella. En realidad no se equivocaba, ya que ella deseaba tener sexo con su padre. Puede que no se lo imaginara así, pero la verdad es que ocurrió. El hombre comenzó a comerle el coño ante la cara de sorpresa de la chica, luego a tocarla… hasta que encontró el momento de penetrar su coño con su polla. Tenía muy claro que no la iba a sacar cuando se corriese, que se lo iba a echar todo dentro. Y así fue, la puso al final a cuatro patas y le echó todo el semen dentro de su vagina.
Su pequeño culito mostraba como el semen se escurría hacia abajo saliendo de su chochito.