Guarrilla rubia se come una polla por pocos euros

103

Este tío tenía unos euros disponibles y decidió usarlos para su propia diversión y placer. Así que salió a la calle a buscar una guarrilla que se quisiera comer su polla y darle el dinero. Lo intento y cuando ya estaba por darse por vencido se ha conseguido esta rubia que no teme ganarse algo extra para gastos y acepto hacerle una mamada por lo mismo que cuesta un café. Luego se puso tan caliente que quería que se la metieran en el coño, así que este hombre tuvo suerte y la pudo follar en plena vía publica. Obviamente esta jovencita sabe cómo ganar dinero fácil.