Perra, que te voy a joder de lo lindo…

827
Compartir
Copiar enlace

Puede que a los cuarenta mi mujer ya no sea la misma tia buena de antes, no lo voy a negar. Con los años han llegado las arrugas, las tetas flácidas y el culo caído; y eso que aun se mantiene en forma siendo una mujer delgada y sexy. En fin, que puede que no sea perfecta, pero qué quieres que te diga, a mí me pone muy burro. Y como ella sigue siendo una cerda a la que le encanta ponerme cachondo, aprovecha para seducirme y provocarme a cada momento. Pero allí voy yo, no voy a defraudarla, me follo su culo caliente en plan bestia cada vez que me lo pone por delante.