Vieja bien tetona montando a su amante

21
Share
Copy the link

Un día se da cuenta que la vida familiar no es lo que le vendieron. Ella siempre creyó que ese debería ser el objetivo de toda mujer, que cada domingo en la iglesia le decían la verdad cuando condenaban la infidelidad. Hasta que un día abrió los ojos y entendió que de una forma u otra, iba a morir. Entonces ahí la vieja bien tetona se busca un amante para estar montando su polla mientras su marido no está. Es lo que la hace feliz porque tiene la verga más grande que su esposo, entonces se da con muchas ganas metiéndosela dentro del coño mientras nadie la ve.